La bulimia nerviosa es un trastorno de de carácter psicofísico que afecta a la conducta alimentaria y que se caracteriza por la incapacidad de dominar los impulsos a la hora de comer. Parece evidente que un problema afectan tan gravemente al aparato digestivo, la relación con la salud bucal es muy estrecha.

 

Relación entre la bulimia y la salud dental

Las personas bulímicas se caracterizan por vomitar con excesiva asiduidad. El reflujo gastroesofágico constante provoca ataques ácidos que pueden debilitar las piezas dentales y aumentar el riesgo caries.

Algunos estudios realizados aseguran que las personas con un trastorno alimentario, como la anorexia o la bulimia tienen problemas de salud oral tales como la sensibilidad dental, dolor facial y la erosión dental severa.”

Para obtener más información acerca de los trastornos alimenticios y la salud oral, visite este artículo de la Asociación Dental Americana: http://www.mouthhealthy.org/en/az-topics/e/eating-disorders

Además, el aumento del consumo de tabaco, alcohol o drogas, derivados de los cuadros de ansiedad que presentan algunas personas bulímicas repercuten en una mayor degradación de los dientes, como norma general.

 

 

Cuidados en la salud dental para personas bulímicas

Para tratar la bulimia se necesitan especialistas a nivel psicológico, fundamentalmente, pero en cuanto a la repercusión de este trastorno alimenticio en la salud bucodental, podemos darte las algunas recomendaciones:

  1. Acudir al dentista para realizar un tratamiento de fluoruro que controle el desgaste del esmalte dental.
  2. Extremar los cuidados relacionados con la higiene dental. Adjunta al cepillado habitual un gel rico en flúor, el uso de cepillos interdentales y seda dental.
  3. Masticar chicle sin azúcar de vez en cuando ayuda a estimular la producción de saliva ayuda a controlar el el reflujo gastroesofágico.