Aunque esta pueda parecer una situación poco frecuente, la realidad es que un 90% de la población a nivel mundial presenta una mala alineación de los dientes, es decir, una maloclusión dental. Dicho en otras palabras, la mayoría de las personas no encajan a la perfección su mordida superior e inferior.

Cuando los dientes no encajan perfectamente, puede producirse una sobrecarga y, tras ésta, problemas que afectan a nuestra salud y bienestar. En personas con estrés, puede incluso ocasionar dolores de cabeza, mareos y zumbidos en el oído.

Una oclusión perfecta permite una correcta funcionalidad de la boca al equilibrar la fuerza que ejercen todos los músculos, tejidos y huesos.

¿Por qué se produce la maloclusión?

Las causas de la maloclusión son numerosas, pudiendo deberse a factores musculares e incluso a factores de crecimiento de los maxilares y del tamaño y posición de las piezas dentales.

La ausencia prolongada de dientes debido a un traumatismo, por caries o por enfermedad periodental, también pueden ser causas de una incorrecta oclusión. Además, del uso prolongado de chupetes y la succión digital o lingual.

Problemas que genera la maloclusión

Una de las patologías más frecuentes asociadas a una incorrecta oclusión y el estrés es el denominado bruxismo (hábito de apretar y rechinar los dientes). Suele ocurrir durante el sueño, por lo que el movimiento es involuntario. Sin embargo, las personas bruxistas suelen padecer dolores agudos en la articulación temporomandibular, en los oídos, la cabeza y el cuello y, con el pasar de los días, ese roce entre las coronas de los dientes produce un desgaste severo en éstos.

Sin falta de llegar a ese extremo, o incluso sin padecer bruxismo, las personas con maloclusiones exageradas pueden padecer de inflamación de las encías, problemas periodontales, dificultad para la masticación y alteración de la fonética.

Un factor clave para prevenir los problemas futuros relacionados con la oclusión es la revisión dental de los niños antes de los 6 años. Cuando primero se diagnostique, primero se puede iniciar el tratamiento correcto para evitar problemas mayores que afenten al bienestar general de la salud.

Tratamientos

En muchos casos, la maloclusión dental puede corregirse con ortodoncia. Sin embargo, cuando el caso es motivado por la estructura de los huesos maxilares, el tratamiento requerirá una combinación de ortodoncia y cirugía.

 

Soy la Dra. Marta Herrero, licenciada en Odontología, Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y Especialista en Odontología Estética de la cual soy una auténtica apasionada. …Gracias desde aquí a todos aquellos pacientes que han confiado en mis conocimientos y profesionalidad.

Si crees que este post puede ayudar a tus amigos de las redes sociales, por favor compártelo. Gracias