Muchas personas sienten ansiedad al ir al dentista. Y no es sólo cosa de niños. Algunos adultos tienen tal fobia que hace años que no pisan una consulta o, lo que es más preocupante aún, nunca lo han hecho.

¿Los motivos?

Son muy variados. Desde la incertidumbre hacia lo desconocido, el pánico a la agujas, la incomodidad de la postura con la boca abierta durante un largo periodo de tiempo, el temor a que el tratamiento sea doloroso e incluso un olor de la clínica dental que les recuerde a una mala experiencia vivida cuando eran niños.

Esto es un problema, ya que esa ansiedad al dentista, hace que pospongamos la visita y no llevemos un control adecuado de las revisiones o limpiezas necesarias para cuidar la salud de nuestra boca.

Sabemos que la visita al dentista es una de las situaciones médicas que más ansiedad provoca. Pero si no se trata, puede generar problemas de salud bucodental. Por eso te daremos algunos consejos para que ya no sufras al ir al dentista.

¡Pierde el miedo!

El primer paso que debemos dar es convencernos de la profesionalidad del dentista. Como todos profesionales de la salud, nos ayudará a sentirnos mejor y a eliminar esas molestias que podemos estar sufriendo en silencio.

Afianzar nuestra confianza en el dentista que nos atenderá es esencial para tu tranquilidad. Por ello, es importante que conozcas al profesional y que te informe al detalle sobre el tratamiento a realizar. Tener la información bajo control ayuda a reducir la ansiedad.

Otros factores también ayudan a que estemos tranquilos. La decoración y el ambiente de las clínicas actuales, el trato de todo el equipo de la consulta y los instrumentos utilizados, han mejorado mucho en los últimos años, y ahora todo ello ayuda a que el paciente se relaje durante la consulta y, lo más importante, ¡que no sufra ni sienta dolor!

Si acudir al dentista se pone nervioso, toma nota de los siguientes consejos para controlar tu ansiedad:

  • Relájate antes de ir a la consulta.
  • Habla con sinceridad sobre tus temores: el profesional podrá solventar tus dudas y transmitirte seguridad. Muchas veces nuestro temor proviene de la incertidumbre al qué pasará.
  • Controla tu respiración durante la consulta: un ritmo adecuado es esencial para que nuestra mente y todos los músculos del cuerpo se relajen.
  • La música amansa a la fieras, y puede ser una fiel compañía para vencer la ansiedad.
  • Elige un horario en el que no haya muchos pacientes y ajetreo en la consulta. Un ambiente poco estresado también nos ayuda a relajarnos.
  • Evita comidas y bebidas excitantes el día de la consulta.
  • Acude a la consulta acompañado: tener cerca a alguien de confianza ayuda a mantener nuestros nervios bajo control.
  • Si buscas información, acude a buenas fuentes. Tener buenas referencias es muy útil, pero recuerda que no todo lo que se publica en foros de internet es cierto. De la misma manera, no conviene hacer caso a comentarios negativos de personas cercanas. Recuerda que no hay dos personas iguales.

Hazte cargo de tu salud. Saca tu valentía y di adiós a la ansiedad por acudir al dentista.

 

Soy la Dra. Marta Herrero, licenciada en Odontología, Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y Especialista en Odontología Estética de la cual soy una auténtica apasionada. …Gracias desde aquí a todos aquellos pacientes que han confiado en mis conocimientos y profesionalidad.

Si crees que este post puede ayudar a tus amigos de las redes sociales, por favor compártelo. Gracias

0/5 (0 Reviews)