En la clínica dental Smiling, tenemos muy claro que lo más importante en nuestro éxito son las personas que integran nuestro equipo. Siempre he tenido claro que para conseguir ese equipo excelente nada mejor que comenzar con buen pie, contando desde el principio con el mejor talento profesional (ser un buen dentista) pero también con el mejor talento emocional (ser un buen compañero y saber tratar a mis pacientes de manera excelente).

Muchas veces conseguir el mejor talento técnico no es lo más complicado, pero encontrar ese “talento emocional” que hará que el candidato se integre perfectamente en nuestro equipo me ha supuesto un esfuerzo importante. Captar y verificar en el candidato ciertas competencias emocionales como la empatía, la capacidad relacional, la autorregulación etc… pueden ser claves a la hora de distinguir entre un doctor o auxiliar excelente de otro mediocre.

Nunca he escatimado horas en llevar a cabo procesos de selección exitosos. Las entrevistas que he llevado a cabo han estado precisamente encaminadas a detectar, además de aspectos técnicos-clínicos, el mejor talento emocional. Con el fin de obtener aquellas respuestas que realmente nos harán conocer al candidato y por tanto nos permitirán maximizar las posibilidades de que éste sea el que realmente encaja en cada tipo de clínica, se han de llevar a cabo las preguntas adecuadas y lograr generar el clima adecuado de escucha para conocer de veras a los candidatos. En la búsqueda del perfil ideal desde la perspectiva relacional, de la actitud y de las competencias técnicas, es importante realizar una clara descripción del puesto identificando las competencias claves y también tener en consideración las personas existentes y como puede encajar con los roles y personalidades existentes en el seno de la clínica dental. Aunque no siempre lo pueda parecer, el trabajo como odontólogo supone muchas veces saber gestionar importantes cantidades de estrés. Además, y aun más importante, hay pacientes que vienen al dentista con cierto temor. Por ello, para mi es clave que las personas que trabajen en mi equipo tengan una pasión desmesurada por la odontología porque solamente esta pasión será capaz de saber sobreponerse a días largos de cirugías, casos complejos de ortodoncia o rehabilitaciones… Para mi la palabra paciente roza lo sagrado, por ello tanto mi equipo como yo mismo debemos de estar siempre al 100% para proveer la mejor de las atenciones.

Soy la Dra. Marta Herrero, licenciada en Odontología, Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y Especialista en Odontología Estética de la cual soy una auténtica apasionada. …Gracias desde aquí a todos aquellos pacientes que han confiado en mis conocimientos y profesionalidad.
Si crees que este post puede ayudar a tus amigos de las redes sociales, por favor compártelo. Así, entre todos los que amamos esta profesión, lograremos mejorar el conocimiento de los pacientes y además mostrarles la importancia de la odontología en la vida de las personas. Gracias