¡Realizar implantes dentales sin cirugía ahora es posible! La tecnología avanzada ha logrado poner fin a los miedos a los que muchos pacientes tenían que enfrentarse cuando necesitaban un implante.

Con el avance de las últimas técnicas médicas ya no hace falta hacer cortes en la encía ni complejas operaciones para recuperar tu sonrisa. La digitalización del proceso permite colocar implantes dentales sin cirugía.

Este tipo de intervención aporta numerosas ventajas para el paciente, ya que, al no necesitar una cirugía invasiva, la recuperación es mucho más corta y menos molesta. Muchos pacientes destacan, además, la tranquilidad con la que se enfrentan a la intervención, y es que, al contar con una simulación digital previa de la operación, las posibilidades de éxito están prácticamente garantizadas.

 

Una intervención de Implantes dentales sin cirugía cuenta con múltiples beneficios

Cuando nos enfrentamos a una intervención quirúrgica, por muy pequeña que sea, nuestros temores crecen. El dolor o molestias, la recuperación, los efectos que pueden surgir tras la operación. Son temores muy habituales.

Sin embargo, cuando no es necesaria una cirugía invasiva, son numerosos los beneficios para el paciente, tanto para su salud como para su tranquilidad y comodidad:

  • Cirugía precisa, segura y predecible.
  • Reducción del tiempo de recuperación.
  • Menos molestias después de la operación.
  • Menor tiempo de curación, al no necesitar cortes en las encías ni puntos de sutura.

 

¿Cómo colocar un implante sin cirugía?

Los implantes dentales hechos sin cirugía invasiva permiten a los cirujanos realizar una operación virtual antes de llevarla a la práctica en el paciente. Se trata de uno de los principales avances para los odontólogos al simplificar la intervención y colocar los implantes dentales que realizamos en Madrid con éxito.

Desde la primera consulta, el uso de la tecnología 3D permite realizar una simulación de la intervención, de modo que los expertos diseñan una guía en la que se muestra el lugar ideal de los implantes, es decir, cómo y dónde deben colocarse.

En las siguientes citas, y tras adquirir la guía personalizada del paciente, se coloca el implante a través de la técnica flapless. Para ello, solo se necesita realizar una micro apertura de la encía sin bisturí convencional y sin sutura. De este modo, se genera un menor sangrado y un postoperatorio casi inadvertido, sin apenas hinchazón ni molestias.

Las limitaciones para practicar esta técnica son escasas y la eficacia está prácticamente asegurada al utilizar un modelo digital que añade precisión, rapidez y predictibilidad al proceso.