Con un éxito superior 95%, los implantes dentales han supuesto una revolución en la odontología. Muchos pacientes acuden a la consulta para realizar un tratamiento con implantes para recuperar aquellas piezas originales que han perdido. Sin embargo, hay un desconocimiento general sobre cómo cuidar y limpiar los implantes dentales. Y de ello os hablaremos en este post.

 

¿Qué es un implante dental?

Los implantes dentales son el mejor tratamiento para recuperar la sonrisa reponiendo aquellas piezas que se hayan perdido o fragmentado. Llegando a actuar como una pieza natural, los implantes ayudan a restaurar funciones que pueden verse afectadas debido a la pérdida de dientes, como hablar o masticar.

Si tienes implantes dentales o estás pensando en realizar un tratamiento, querrás cuidarlos de la misma manera que cuidas el resto de tus dientes. Aunque los implantes no puedan sufrir caries, es importante que sepas que un cuidado incorrecto puede ocasionar molestias y otras afecciones orales.

 

¿Qué pasa si no cuido bien mis implantes?

En nuestra boca residen multitud de bacterias que pueden ocasionarnos molestias e infecciones. Cuando la placa bacteriana se acumula en nuestras encías y dientes pueden causar muchos problemas.

El sangrado puede ser la primera señal que le indique una falta de limpieza. Cuando notas inflamación y sangrado abundante alrededor de un implante, puede que haya un inicio de mucositis. Se trata de la complicación más frecuente en implantología y, si no es tratada a tiempo, puede derivar en una periimplantitis, perjudicando al hueso que sujeta el implante.

Sin un tratamiento adecuado, cabe la posibilidad de perder el implante afectado.

 

Cuida tus implantes

La higiene oral es el mejor frente para combatir la placa bacteriana. Tanto si tienes implantes dentales como si mantienes intactos todos tus dientes, debes de tomar buenos hábitos de higiene:

  • Cepillado diario y dos o tras veces al día. Cepilla tus implantes de la misma manera que cepillas las demás piezas dentales. Evita utilizar cepillos muy duros o frotar bruscamente, ya que puedes dañar el esmalte de tus dientes.
  • Utiliza irrigadores orales para limpiar aquellas zonas donde el cepillo no llega.
  • La mejor opción para la higiene de los cuellos tus implantes es hacerlo mediante el uso de cepillos interdentales o el hilo dental.
  • Utiliza dentífricos específicos y no abrasivos.
  • No olvides de finalizar tu rutina con un enjuague bucal para asegurarte de que todas las partículas de alimentos y bacterias son eliminadas.
  • Evita fumar
  • Visita regularmente al odontólogo