Madonna, Vanesa Paradis, Brigitte Bardot, Arnold Schwarzenegger, Patricia Conde o Eddie Murphy, son algunas de las celebrities que lucen con orgullo su sonrisa, aunque en ella sobresalga un pequeño espacio de separación entre los dientes incisivos superiores. El conocido como diastema dental puede ser algo bonito, incluso sexy, y por eso muchos famosos que no lo tienen, se someten, incluso, a tratamiento de ortodoncia para lucir esa pequeña anomalía que se ha convertido en moda, pero ¿a qué precio?
La obsesión por la imagen está desatando una tendencia arriesgada que lo que realmente busca es simular una enfermedad bucodental que puede provocar severos riesgos de salud.

 

¿Qué es un diastema?

La sonrisa imperfecta a veces otorga a los rostros un aspecto de adolescencia, de juventud. Éste es uno de los muchos motivos por los que los famosos muestran su diastema sin complejos.
Como hemos indicado anteriormente, el diastema es la separación exagerada entre dos dientes. Principalmente, la zona bucal donde más frecuentemente se observan diastemas es en los incesivos superiores, es decir, en la hilera de dientes que se muestran al sonreir.
Son muchas las razones por las que pueden darse estos espacios interdentales, como problemas de alineación oral o sobremordida, la falta de algún diente, una enfermedad periodontal que cause la movilidad de los dientes, o por un amplio frenillo labial.

 

Problemas causados por diastema

El diastema como moda y el congénito conllevan riesgos de salud, como caries y otros problemas musculares, llegando a alterar otras partes del cuerpo. El espacio entre piezas dentales es una deformación que impide la oclusión total de la boca y una higiene correcta. Por ello, es muy fácil que al no poder llegar bien con el cepillo a todas las piezas, se acumule placa bacteriana en algunas áreas, lo que acaba provocando caries y enfermedad en las encías.
La incorrecta alineación de los dientes puede ser motivo también de dolores de mandíbula, musculares y cefaleas.

 

¿Cómo se corrige este espacio interdental?

Por muy cool que parezca, lo mejor es corregir el diastema y curarnos en salud. Existen diferentes tramaientos para unir esos dientes separados:

  • ortodoncia, es decir, brackets.
  • tratamientos protésicos como el uso de carillas de porcelana o incluso los implantes.
  • Si ninguno de los tratamientos anteriores reduce el espacio interdental o cuando éste lo provoca un frenillo demasiado grande, habría que recurrir a la cirugía.

 

Soy la Dra. Marta Herrero, licenciada en Odontología, Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y Especialista en Odontología Estética de la cual soy una auténtica apasionada. …Gracias desde aquí a todos aquellos pacientes que han confiado en mis conocimientos y profesionalidad.

Si crees que este post puede ayudar a tus amigos de las redes sociales, por favor compártelo. Así, entre todos los que amamos esta profesión, lograremos mejorar el conocimiento de los pacientes y además mostrarles la importancia de la odontología en la vida de las personas. Gracias