Blancos, perfectamente alineados y con una forma armónica. Es la sonrisa que a todos nos gustaría lucir. Gracias a los avances en estética dental, y especialmente a través de las carillas, hoy en día lucir esa sonrisa de estrella está al alcance de todos, y no solo de los famosos.

Las carillas dentales son unas finas cubiertas que se superponen a los dientes para mejorar su forma, tamaño y tonalidad. La apariencia final es muy natural y atractiva y, además, el cambio se ve desde la primera sesión.

Si navegamos por Internet y comparamos fotos de famosos de hace unos años con su aspecto actual, comprobaremos que muchos de ellos, por no decir la mayoría, han realizado un tratamiento con carillas.

Patricia Conde, por ejemplo, luce una de las mejores y más atractivas sonrisas de las celebridades españolas. La actriz, que en sus inicios lucía diastema (separación entre los dientes delanteros) corrigió la alineación y color de sus dientes con carillas de porcelana.

Belleza, profesión, talento, genética y….sonrisa es lo que comparten Penélope Cruz y su hermana Mónica Cruz, llevan carillas en todas las piezas dentales.

Los dientes de David Bustamante también reflejan una importante mejora de estética desde su paso por la academia hasta hoy. Las carillas que luce actualmente le favorecen más que las de hace unos años. Son más naturales y bonitas.

Las estrellas del fútbol también apuestan por lucir una dentadura perfecta. El caso más evidente es el de Cristiano Ronaldo. El ex del Real Madrid ha realizado varios tratamientos como ortodoncia, blanqueamiento y carillas para poder presumir hoy de una bonita sonrisa. ¿No me crees? Busca una foto de los inicios del futbolista y compárala con el Ronaldo que conocemos hoy. ¡Alucinarás!

 

¿Para qué sirven las carillas dentales?

Las carillas son un tratamiento rápido y eficaz para mejorar la estética de tu sonrisa. En otras palabras, te permiten diseñar esa sonrisa con la que todos soñamos corrigiendo aspectos como forma, color oposición.

Algunos de los usos más habituales son:

  • Corregir fracturas en los dientes, especialmente en los delanteros
  • Cubrir espacios interdentales, como diastemas.
  • Corregir el tamaño y la forma de los dientes, para conseguir una medida uniforme.
  • Blanquear los dientes que con el paso de los años y el abuso del tabaco o de algunos alimentos como el café, pudieran oscurecerse.

Las carillas están diseñadas para que sean apropiadas para la mayoría de las personas. Así que si están pensando en rediseñar tu sonrisa, probablemente puedas hacerlo con el uso de carillas dentales.